Artículo Leído: 523 veces

Bienaventurados los infieles y los promiscuos, definirán la elección

Escrito por Ivan Ureña on . Posted in Política

Por: Iván Ureña

A partir de esta semana y hasta el día 7 de junio viviremos una intensa campaña política para elegir nueve gobernadores, 15 congresos locales, cientos de presidencias municipales y 500 diputados federales. Es la segunda jornada electoral más importante en un sexenio, sólo por detrás de la elección presidencial. Por tal razón, los candidatos tratarán de convencer el mayor número posible de votantes para que los elijan.

 

 

Por lo anterior y con base en la definición que hace la ciencia política sobre los diferentes tipos de votantes, más la experiencia propia de México, se hace una clasificación de los votantes según el comportamiento que tienen a la hora de elegir. Así tenemos:

 

1.- El de los dirigentes de partido y su grupo cercano. Manejan los recursos financieros, materiales e influyen poderosamente para definir quién o quiénes son los candidatos. Ellos van a  votar seguramente por  los aspirantes del partido que representan. El perredista Carlos Navarrete y el Secretario de Acción Electoral votarán por el PRD.

 

2.- Los postulantes y sus familiares. También votarán por el mismo partido. Hay un interés directo, tienen el voto definido. Cocoa Calderón y su hijo elegirán al PAN.

 

3.- Militantes de partido. Participan en la vida interna del instituto político. Asisten a reuniones, pagan sus cuotas. Apoyan la campaña, conocen y han convivido con el candidato, es posible, que si gana la elección, hasta algún puesto consigan, o por lo menos tendrán acceso a él. También  ya tienen definido su voto.

 

4.- Simpatizantes. Saben quiénes son los dirigentes y poseen información de lo que sucede en el partido, tratan de asistir a los eventos públicos del partido o cuando el candidato visita el entorno de este votante, generalmente convergen con la opinión y posición política del mismo. En reuniones sociales, no pierden oportunidad para tratar de convencer a otros ciudadanos, para que voten por el candidato que simpatizan.  Los del PT tienden a rechazar los cambios de la Ley Laboral. Igualmente, su decisión electoral está hecha.

 

5.- Votantes fieles. No están al tanto de la vida interna del partido, no siempre van a los actos de campaña, pero tienen una idea de porque partido votarán, aún sin conocer a los candidatos. Argumentan no tener tiempo, tienen su trabajo u otras cosas que consideran más importantes que invertir horas en asuntos de interés público. Una de sus frases preferidas, todos los políticos son iguales. Este tipo de votante, por ejemplo, si es fiel al PRI, dirá: los panistas en la presidencia salieron rateros y no resolvieron nada; del PRD dicen, son los peores, sin experiencia y los más corruptos; de Andrés Manuel, dirán que está chochando. Generalmente votan por costumbre y no cambian de partido.

 

De la clasificación, de la tres a la cinco, es lo que se le conoce coloquialmente como el voto duro de cada partido. A nivel nacional el PRI es el que tiene el mayor número de este voto, sigue el PAN, luego PRD y Morena. Aunque varía ampliamente por las diferentes regiones del país.

 

En Nuevo León o Guanajuato, Morena es un partido marginal, pero en el DF se disputa el primer lugar con el PRD, según las encuestas. Mientras que en Morelos, el partido Morena tiene un voto duro del orden de 100 mil votos, como lo indican las elecciones previas en que participó Obradorhttp://www.periodismosincensura.com.mx/morena-arriba-en-el-df-y-en-morelos/

 

Este tipo de votante, difícilmente cambia el sentido de su voto: ya lo tiene definido, por conveniencia, convicción, interés personal o costumbre.

 

6- Votantes infieles. Afortunadamente están los infieles: no son fieles a ningún partido, no tienen definido el voto, en caso que ya hayan votado en otras ocasiones, lo han hecho por diferentes opciones. La motivación es diferente en cada caso. Unos buscaran una nueva alternativa para probar. Otros, por el que les cae bien o les late. Unos más, por el candidato que tiene dinero y dicen no tiene necesidad de robar, mientras que los demás dirán lo contrario, los ricos son los peores, no tienen llenadero. Por la presencia, imagen física o edad del candidato o candidata. El género. La preparación. Qué grupo político hay atrás de ella o de él. La experiencia. Los que deciden anular, porque consideran que es la mejor forma de cambiar el sistema político. También para premiar o castigar la labor de gobierno de un político o un partido. Porque les dio una despensa o les prometieron una obra. En fin, cada votante tiene una o varias motivaciones diferentes para elegir.

 

Son mayoritarios, por tal razón, los partidos y los candidatos centran buena parte de sus energías sobre ellos.

 

7.- Votantes promiscuos. No vota en cascada. Es pragmático. En las elecciones cerradas este voto se torna decisivo, como todo indica, así será esta jornada electoral. El votante promiscuo o razonado, elije diferentes opciones o partidos, incluso dentro de una misma elección realiza el voto diferenciado. Se mantiene expectante al inicio, pero una vez que se decanta la elección, generalmente entre dos opciones con posibilidades reales de triunfo, termina decidiendo por la alternativa que considera puede hacer mejor labor pública, según las circunstancias especificas del lugar. Puede tener cierta preferencia por determinado candidato a diputado, pero si su candidato favorito no tiene posibilidades reales de triunfo, terminará eligiendo de entre los que sí  pueden ganar, buscando el equilibrio de poder, bajo el argumento “el poder absoluto corrompe absolutamente”. Tiene presente que la política es el arte de lo posible y no de lo ideal, no tiene problema por votar por un partido para diputado y por otro para la presidencia municipal, pero siempre entre la opciones con posibilidades de triunfo, y partiendo de ahí, elegirá al candidato que considera mejor opción. Muchos, pero no todos de este grupo, se auxilian en las encuestas.

 

¿Usted en qué grupo se ubica, promiscuo, infiel o voto duro?

Web Analytics