Artículo Leído: 874 veces

¿Por qué pagamos impuestos?

Escrito por Ivan Ureña on . Posted in Política

El manejo de los recursos públicos

Por: Iván Ureña

Dice un viejo dicho, que cuando nacemos sólo tenemos dos certezas: la muerte y los impuestos. Nuestro país no es la excepción, pagamos IVA del 16%, el impuesto sobre ingresos es del  30%, en el caso de la gasolina los impuestos y derechos representan el 70% del precio final, las bebidas alcohólicas y cervezas pagan un impuesto especial  entre 26.5% y 53%. De tal manera que una muy buena parte de lo que ganamos va a parar a manos del gobierno.

 

Por su parte, el gobierno tiene la obligación legal de invertir los impuestos para construir carreteras, escuelas, hospitales, para pagar a los servidores públicos como policías y a los jueces. Es decir, los impuestos se utilizan para construir infraestructura, brindar educación, salud, seguridad e impartir justicia.

Pero resulta que en nuestro país la mayoría de las buenas carreteras cobran; que el aparato de educación público es deficiente y a los poderosos sindicatos educativos les interesa más preservar el estatus, que mejorar la calidad de la enseñanza; el sistema de salud oficial está colapsado y sólo recurre a él quien no puede pagar la medicina privada, e incluso hay muchos casos de pacientes que utilizan los hospitales públicos, pero se ven obligados a comprar sus propias medicinas por la escasez que hay de ellas en la red gubernamental; la ciudadanía no confía en los cuerpos policíacos, por sobradas razones y el aparato de justicia tiene la bien ganada fama de operar sólo para el que tiene dinero y está dispuesto a invertirlo a lo largo de una disputa legal. En conclusión, si aspiramos a una infraestructura, atención médica o seguridad de calidad tenemos que pagar por ella; en la educación, salvo excepciones, la buena cuesta y en el caso de la justicia, lo mismo.

Los mexicanos percibimos que el Estado mexicano, entiéndase el nivel federal, estatal y municipal, no está cumpliendo con sus funciones básicas y se justifica la evasión fiscal: de que se lo roben o lo malgasten ellos, mejor me lo quedo.

Pero para cambiar esa opinión de la ciudanía y más con el incremento de impuestos que se avecina para el próximo año, es condición necesaria que las autoridades mejoren la calidad del gasto público y que entiendan que los recursos públicos son de todos y no del grupo en el poder, sin embargo, parece que el Secretario de Hacienda, no lo creé así. Resulta que Cuba tenía una deuda de 487 millones de dólares con México, pero de un plumazo Luis Videgaray condonó el 70% de la deuda. Argumentando, que es necesario para limar asperezas con la nación isleña y mejorar la relación, que se vio afectada durante las administraciones panistas.

Es importante que México tenga buenas relaciones con todos los países y más con uno tan cercano como Cuba, pero se equivoca por partida doble el alto funcionario hacendario, primero condona el cobro de una deuda, de recursos que no soy suyos, debió consultarlo con los contribuyentes y si no es posible, por lo menos con los diputados, además comprar la buena voluntad de un país a cambio de casi 300 millones de dólares, es un pésimos precedente como política exterior. No es egoísmo, pero como política pública, mejor se hubiesen invertido esos recursos en los Altos de Chiapas, en las zonas devastadas de Guerrero, en la convulsionada Tierra Caliente o en las zonas cañeras del estado de Morelos, por mencionar, sólo algunos lugares que requieran con urgencia inversión pública.

Estimados lectores, pueden colaborar con este periódico enviando textos, fotos, videos, información y cartas abiertas al mail  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , además los esperamos en este espacio el próximo lunes o cualquier día de la semana, con nuevas notas y análisis.

Próximamente en exclusiva para este periódico electrónico, investigación especial sobre la policía comunitaria en Michoacán y sus actores.

Web Analytics