Artículo Leído: 4515 veces

EL PODER DEL DINERO

Escrito por Iván on . Posted in Política

Mejoremos la calidad del gasto público 

¿Deuda para comprar a la prensa?

Por: Iván Ureña

La historia de México en buena medida es la historia de la deuda y en el inconsciente colectivo ésta se asocia a personajes detestables como Santa Anna, Echeverría, López Portillo y Salinas de Gortari. Más recientemente en el caso de las deudas estatales, la situación no pinta diferente, sobresalen dos casos, el priista Moreira para Coahuila y el perredista Leonel Godoy para Michoacán.

 Actualmente, el Gobierno del Estado de Morelos solicitó al congreso la autorización de 2 mil 281 millones de pesos, pero de una análisis cuidadoso del Decreto de Presupuesto de Egresos del año 2012 y 2013, se puede observar que se puede prescindir de contraer deuda.

 

En miles de pesos

año 2012

año 2013

diferencia

Gubernatura

43,763

67,963

24,210

Secretaría de Gobierno

108,341

159,897

51,556

Secretaría de Información y Comunicación ( antes Coordinación General de Comunicación Política)

35,000

259,000

224,000

Secretaría de Cultura (antes Instituto de Cultura)

40,000

64,324

24,324

Ahorro anual

 

 

324,090

Como se observa en la tabla, del año 2012 al 2013 el presupuesto para el Gobernador subió en 24 millones 210 mil pesos y el de la Secretaría de Gobierno en 51 millones 556 mil pesos, por su parte el de la Secretaría de Información y Comunicación lo hizo en 224 millones y el de Cultura en 24 millones 324 mil pesos. Esos incrementos le están generando un boquete a las finanzas estatales de 324 millones 90 mil pesos anuales, y si esos los multiplicamos por seis años, que es lo que dura un gobierno estatal, tenemos la suma agregada de mil 944 millones 540 mil pesos. Así, el 85% del endeudamiento será para cubrir ese aumento en gastos.

Las autoridades dicen que la deuda es para proyectos productivos, pero es tan falaz el argumento, como el del adolescente que quiere disponer de más recursos y busca un incremento, chantajeando a sus padres diciéndoles  que necesita  200 pesos semanales  más, para libros, en principio es difícil que le digan no; sin embargo, de su presupuesto, 200 pesos semanales los gasta en comprar cerveza y cigarros, por lo que una opción más sensata sería que deja de tomar y fumar y con ese ahorro compre los libros.

Lo mismo sucede en el caso del endeudamiento estatal, el gobierno recurre a un argumento tendencioso, diciendo que  el endeudamiento es para el desarrollo de proyectos productivos; pero hay que aclarar, no se pide que deje de gastar en obra social o invertir, sino que mejore la calidad de gasto y si sólo, el actual gobernador y el secretario de gobierno, se limitan a operar con el presupuesto que lo hicieron esas dos dependencias hace un año y que dicho sea de paso, Graco como candidato al Gobierno del Estado proponía bajar el gasto superfluo, ahora no se les pide a las nuevas autoridades que cumplan sus promesas de campaña, ni siquiera eso, tan sólo que se sujeten al presupuesto con que operaron sus antecesores, ya de por sí abundante y que ellos mismos decían, era exorbitante, toda vez que buena parte es para gastos de representación, viajes, comidas y exceso de asesores.

Por su parte, la Secretaría de Información y Comunicación vio crecer el presupuesto en 224 millones y llegó hasta los 259 millones de pesos, para ahorrar, sólo se debería de conservar el Sistema Morelense de Radio y TV, que tiene una partida de 39 millones, y tendría como finalidad informar las actividades del Gobierno del Estado, con un fuerte énfasis en la programación cultural y educativa. Quitando el gasto para comprar a la prensa, se ahorrarían cada año 220 millones de pesos. Aquí, es un cambio de paradigma. Ahora se opera, me endeudo para disponer de dinero abundante para comprar a la mayoría de los medios de comunicación, que hablan bien del gobierno porque les da dinero y en la tonta creencia de los políticos, que la población tiene buena opinión del gobierno sólo porque los medios hablan bien de él, aunque tenga políticas públicas erróneas. El nuevo paradigma sería, el gobierno mantiene su gasto, ya de por sí alto, en comidas, viajes y fiestas, pero no endeuda al estado, lo que en sí es mejor para la población, que no verá como se contrae deuda que luego se deberá pagar, más los interés correspondientes y la buena opinión de la población, tendrá un sustento real, se generará porque las autoridades tienen un manejo responsable de las finanzas. La Secretaría de Turismo y la Secretaría de Cultura fusionarlas, buscando ahorrar,  se crearía la Secretaría de Turismo y Cultura, y se logra un ahorro de por lo menos 24 millones de pesos anuales. El Instituto de Cultura en el 2012 operó con 40 millones, esos recursos o una parte se transferirían a la nueva secretaría, además el turismo está íntimamente asociado a la cultura, países exitosos a nivel mundial, en esta actividad han fusionado el turismo con la cultura, Italia, Francia y España son sólo tres casos.

Las autoridades podrían argumentar que aún enfrentan un faltante de 335 millones, pero en ese caso, está la  representación del estado en la ciudad de México, para la que ahora el portal de transparencia no informa nada de ésta, tener una representación  es lógico  para los estados que están a miles de kilómetros de la capital, como es el caso de Chihuahua o Baja California, pero no necesariamente cuando hay 60 kilómetros de Cuernavaca al D.F.. También está la Secretaría de la Contraloría, que posee un presupuesto de 23 millones 900 mil pesos para el año 2013 y duplica muchas de las funciones que realiza La Auditoría Superior de Fiscalización del Congreso del Estado que por Ley debe “fiscalizar los ingresos y egresos, el manejo, la custodia y la aplicación de los recursos de los poderes del estado”. Además está la  Secretaría de Administración que  este año dispone de un presupuesto para operar de 182 millones 619 mil pesos y que tiene como misión expresa “lograr un equipo de trabajo esbelto y eficaz que maneja los recursos de forma honesta y transparente”. Se necesitaría un ahorro anual de 56 millones y que sexenalmente da los 336 millones faltantes, que se obtendrían de quitar o achicar la representación en el DF, evitar la duplicidad de funciones entre la Secretaría de la Contraloría y La auditoría Superior de Fiscalización del Congreso del Estado y que la Secretaría de Administración cumpla su función de ahorra, empezando por ella misma. Así, en el sexenio tendríamos los 336 millones faltantes. Además, una vez que se contraiga la deuda de 2 mil 280 millones de pesos, el pago de intereses,  suponiendo una tasa muy baja de 5% anual, la CETES está en 4 %, será de 114 millones anuales, una losa más para las finanzas estatales.

Sería interesante preguntarle a la población, si quiere que se contraiga deuda para aumentar el gasto en comidas y viajes del gobernador y el secretario de gobierno, así como para continuar comprando a la prensa y mantener algunas secretarías que duplican funciones. O si por el contrario, prefiere que no se contraiga deuda y que mejor ajusten un poco el gasto algunos altos funcionarios y se deja de comprar a la prensa. Usted qué opina amigo lector. Todas la cifras aquí expuestas las puede corroborar en http://goo.gl/9NUa7a y en http://goo.gl/1UdlH2

El periodismo responsable  no sólo implica  crítica, también debe hacer propuestas basadas en datos oficiales. Estimados lectores, la información y análisis que aquí se exponen, están censurados en otros medios, pero si usted considera que más ciudadanos deberían leerlo, por favor reenvíelo o compártalo. Además, si no le llega el link para conectarse al portal, de todas maneras lo esperamos el próximo lunes con un nuevo artículo, gracias.

Web Analytics